Creado en 05 Mayo 2013 Categoría: Actualidad
Visto: 4220
Imprimir

 

 

El portal de  Últimas Noticias, publica un trabajo periodístico escrito por César Batiz y Laura Weffer Cifuentes en donde se desgrana la historia de la empresa que ahora es la dueña de la televisora.

Tras el anuncio de su venta en marzo, Globovisión se ha movido al ritmo expectante de la melodía que lo identifica y que en alguna ocasión el ex presidente Hugo Chávez bautizó como "la musiquita de terror".

 

A casi dos meses de la primera noticia de la negociación de la venta, se confirmó que las acciones cambian de manos. El presidente de Seguros La Vitalicia, Raúl Gorrín (ver perfil); y dos de sus directores principales, Gustavo Perdomo y Juan Domingo Cordero, se convirtieron en los socios mayoritarios de la planta de La Florida.

 

Pero en medio de la negociación con Guillermo y Carlos Zuloaga, anteriores accionistas mayoritarios, surgieron preguntas acerca de quiénes son los compradores y de dónde provienen los $68 millones pagados por 70% de las acciones de ese canal (30% restante son del banquero Nelson Mezerhane y se encuentran en manos de Fogade), sobre el cual pesan 10 procesos sancionatorios y cuya concesión vence en 2015.

 

Si algo ha caracterizado a esos tres inversionistas, dos abogados penalistas y un experto en operaciones en la bolsa, es que no han parado de mover dinero desde que adquirieron la cenicienta del sector asegurador, Seguros La Vitalicia SA, el 19 de diciembre de 2008, según consta en el expediente que reposa en el Registro Mercantil Primero de Caracas.

 

Hasta ese momento, la compañía, que sólo estaba autorizada a vender seguros de vida, de salud, de accidentes y funerarios, era propiedad de José Francisco López Antón, actual director principal de Provincial de Reaseguros, empresa que mantiene relación comercial con La Vitalicia.

 

De acuerdo con el registro, la compra de La Vitalicia en 2008 se realizó por Bs 12 millones 500 mil y estuvo encabezada por Gorrín a través de una empresa de su propiedad llamada Coninvenca.

 

Tres años y medio más tarde, en octubre de 2012, la vicepresidenta de La Vitalicia, María Teresa De Bondini, anunció que la empresa invirtió Bs 16 millones en publicidad, cantidad que supera en Bs 3 millones 500 mil a lo pagado en la compra en 2008.

 

La experiencia

Para diciembre de 2008, cuando Gorrín, Perdomo y Cordero adquirieron La Vitalicia, estaba vigente la Ley de Seguros y Reaseguro de noviembre de 2001 y las providencias de 2006 acerca de las exigencias de experiencia, solvencia económica y honorabilidad de los directivos y propietarios de las empresas aseguradoras en Venezuela.

 

Esa ley decía que al menos un tercio de la directiva debía mostrar una experiencia de cinco años en el sector, "mediante el ejercicio de altos cargos, públicos y privados".

 

La ley de 2001 establecía además que el traspaso de las acciones de una empresa de seguro tenía que ser autorizado por la Superintendencia de la Actividad Aseguradora (Sudeseg), que a su vez exigiría conocer el origen de los fondos con los cuales se realizó la compra.

 

En el texto legal, esa información posee un carácter confidencial y sólo puede ser suministrada a los propietarios o a las autoridades en caso de una investigación oficial.

 

En la Ley de la Actividad Aseguradora de mayo de 2010, el tiempo de experiencia mínima se mantiene en cinco años y se aumenta a 10 años el tiempo exigido "en funciones similares de administración, dirección, control o asesoramiento en la actividad aseguradora".

 

Sobre el caso específico de La Vitalicia, fuentes consultadas y la investigación realizada por Últimas Noticias indican que los directivos de esa empresa aseguradora no cuentan con experiencia directa en el sector seguros.

 

No obstante, se accedió a un acta de la asamblea de accionistas de diciembre de 2010, en la que abordaron el tema del cambio de legislación; Gorrín tomó la palabra para asegurar: "Una vez analizadas las credenciales de cada una de las personas que conforman la junta, se desprende que efectivamente estábamos ajustados a esta nueva realidad".

 

ÚN intentó conocer las reacciones de los directivos de la compañía como Gorrín y la vicepresidenta de La Vitalicia, María Antonieta De Bondini, pero no se obtuvo respuesta a las solicitudes de entrevistas.

 

Cuento de hadas

 

La Vitaliciaocupaba en 2008 el lugar N° 46 en el ranking de las 50 mejores compañías aseguradoras. Había logrado un ínfimo 0,01% de la utilidad de todo el sector para ese mes de acuerdo con la información financiera mensual recogida por la Superintendencia de la Actividad Aseguradora (Sudeseg).

 

Entre 2009 y 2010, La Vitalicia continuó en los lugares postreros de las empresas del sector. En enero de 2011, tras cumplir una serie de trámites, entre ellas el aumento del capital, la compañía obtiene la autorización de parte de la Sudeseg para vender cualquier tipo de seguro, desde Hospitalización, Cirugía y Maternidad hasta cobertura de edificios e industrias.

 

Sin embargo, en 2011 venden Bs 26 millones. En diciembre de ese año, cierra en el lugar N° 37 entre 49 compañías según el balance financiero mensual.

Para mayo de 2012, deciden cambiar de estrategia y se anuncia el lanzamiento de una nueva imagen corporativa de La Vitalicia, con el propósito de captar más clientes, entre ellos, del sector público y privado.

 

Una inmensa pancarta que va de punta a punta en el edificio del Centro Comercial San Ignacio, en Caracas, da cuenta de esta nueva estrategia. También el uso de figuras de medios como el humorista Luis Chataing; la ex Miss Universo Dayana Mendoza; y el director técnico de la selección nacional de fútbol, César Farías; apuntalan la campaña publicitaria en la cual se han invertido Bs 16 millones para destacar la renovada imagen de la firma y su capacidad gerencial, según entrevista concedida por la vicepresidenta de Seguros La Vitalicia, María Antonieta  De Bondini, a El Mundo Economía y Negocios.

 

El foco en la publicidad ha llevado a La Vitalicia a patrocinar eventos deportivos como la temporada de beisbol profesional o, más próximo a estos días, la presentación del Cirque du Soleil.

 

Un directivo de una empresa rankeada entre las 15 primeras compañías de seguro en el país, quien prefiere mantener su nombre en reserva, afirma que esa inversión publicitaria se encuentra muy por encima de las cifras manejadas por otras firmas del sector para anunciar sus productos, monto que puede ascender a Bs 5 millones al año.

 

Sin embargo, la aseguradora no ha logrado ubicarse entre las 10 compañías del sector más grandes del país. Hasta enero de este año, la inversión y la gestión sólo le había alcanzado para arrimarse hasta el puesto 31.

 

"Las empresas de seguro no viven del patrimonio de sus accionistas, sino de su producción, que se mide por las primas cobradas (pólizas vendidas y canceladas) y los siniestros pagados (la cobertura que se hace de los incidentes que padecen los asegurados). Si no tienes producción, ¿cuál es la razón de aumentar patrimonio? ¿Por qué te conviertes en un intermediador financiero?", afirma un experto en el sector Seguros con más de 30 años de experiencia, quien prefiere mantener su nombre en reserva por las relaciones comerciales.

 

Real parejo

Desde hace dos años, La Vitalicia se mudó de su antigua sede ubicada en la planta baja del edificio donde funciona la Reaseguradora Internacional de Venezuela en la avenida Rómulo Gallegos.

 

Su nueva dirección principal se halla en los pisos 2, 4, 8, 10 y PH de la torre Kepler en el exclusivo Centro Comercial San Ignacio, al norte del municipio Chacao, zona en la cual el alquiler de una oficina puede superar los Bs 100 mil por mes.

 

La empresa cuenta con 17 mil asegurados que reportaron hasta diciembre de 2012 ingresos cercanos a los Bs 260 millones (primas cobradas). Además, entre 2011 y el año pasado incrementó de 20 a 110 sus trabajadores, a quienes ofrecieron una fiesta navideña amenizada por Serenata Guayanesa y Gilberto Santa Rosa, entre otros.

 

Al lado del Centro San Ignacio construirán la Torre La Vitalicia de acuerdo con información dada por la vicepresidenta María Teresa De Bondini en febrero de este año.

 

En ese mismo terreno se erigirá también la nueva sede de Globovisión, tuiteó una periodista de ese canal, Diana Carolina Ruiz (@dianacaroruiz), luego de una reunión con Carlos Zuloaga, ex directivo del canal.

 

Sin embargo, en el registro catastral del municipio no se encuentran documentos que certifiquen la adquisición del terreno de 3.700 m², valorado en Bs 100 millones.

 

La sintonía de los millones no para el zapping en el canal de noticias, pues los directivos de La Vitalicia ya han hecho una oferta por una entidad bancaria y un periódico de acuerdo con fuentes cercanas al presidente de la empresa.

 

Por ahora, este grupo empresarial mostrará desde mañana a Globovisión como la nueva joya de la corona, canal cuya dirección estará en manos de los periodistas Vladimir Villegas y Leopoldo Castillo.

 

Última actualización el Domingo, 05 Mayo 2013 18:12
Usted esta aqui:   InicioActualidadConozca la historia de Seguros la Vitalicia, empresa que compró por 68 millones de dólares Globovisión