Blog de Salud

Creado en 14 Marzo 2013 Categoría: Columnas y Opinión
Visto: 601
Imprimir

Pasaran muchas lunas para que los venezolanos dejemos de sancionar o premiar a Chávez,  el hombre entro en la historia contemporánea de Venezuela y quien lo desconozca es un insensato. Considero que el tema de las misiones lo catapultó como hombre de buenas intenciones; la homologación de las pensiones y jubilaciones de los adultos mayores reivindicaron los derechos de nuestros viejos; mantener a raya los intereses bancarios por conceptos de créditos hipotecarios que explotaban y hasta dejaban en la calle a cientos de familias venezolanas también se lo debemos a este periodo de 14 años, entre otras cosas buenas, pero también se dejaron de hacer un sinfín de obras, el tema de vivienda se abordó solo en los dos últimos años, la vialidad en sus últimos meses de ejercicio ejecutivo, en cuanto a la salud el mismo Nicolás Maduro reconoció que los Hospitales están en el suelo, de la corrupción, el burocratismo y la dejadez podemos decir que se incrementaron a su máxima expresión con un gobierno alcahuete que cobija a pillos por pertenecer al PSUV. Pero  si hay algo que también se le debe a la gestión del recién finado es el fortalecimiento de la inseguridad y el incremento hamponil en Venezuela,

muchos afectos al oficialismo se lanzan discursos de paz y amor en esta “Patria Nueva” cuando la realidad es que vivimos en una guerra, no es ninguna pendejada 20 mil muertos por año a manos del hampa, como tampoco lo son el millón de robos que se cometen cada ejercicio fiscal, pero también le echaremos la culpa al imperio? o al fulano capitalismo? Seamos claros, la delincuencia agarró tanto musculo porque los designados por el primer mandatario durante los primeros 12 años llegaron a los cargos solo a hacer negocios dejando a un lado las funciones encomendadas por la Constitución y la Ley, con que moral hablan por ejemplo Tarek El Aisami y Rodríguez Chacín en los Estados que ahora gobiernan ? si ellos llevaron las riendas del Ministerio de Interior y Justicia y no hicieron nada por mejorar la situación, así mismo  entre ellos se cuentan los cuatro últimos ministros de Defensa de Hugo Chávez —los generales Ramón Carrizales, Jorge García Carneiro, Henry Rangel Silva y Carlos Mata Figueroa—, quienes fueron electos en Apure, Vargas, Trujillo y Nueva Esparta, entonces es culpa del imperio? son ellos los que derrocharon millones de dólares en planes falsos y solo entregaron cifras rojas, ese equipo al que la gente decía siempre que: “ A Chávez lo tienen engañado”, son los mismos que ahora con Maduro pretenden continuar sin reordenar el país de este terrible flagelo que se nutre de las vidas y los pocos bienes de los más humildes.

 

Debo reconocer el primer paso que se dio con la puesta en marcha de la Policía Nacional, yo creo en ese proyecto, pero si la siguen partidizando, lamentablemente fracasara, los venezolanos tenemos el derecho de vivir tranquilos y es responsabilidad indelegable del Estado brindar a los ciudadanos la anhelada paz.

 

Siempre habrá delitos, pero  la inseguridad si es posible controlarla, se requiere de un trabajo coordinado que contemple no solo soluciones policiales efectistas sino eficaces, haciendo énfasis en aplicar la ley sin exclusiones ni privilegios con el respeto a los derechos humanos, vigilar porque los componentes de la seguridad ciudadana (policías, fiscales, jueces y sistema penitenciario) trabajen coordinadamente, si alguno falla rompe la eficiencia que pueda ejercer el otro, y lo más importante es la participación de la familia en los planes preventivos desde la infancia, y  todo esto pasa por colocar a un lado las diferencias políticas y partidistas.

 

Pero para que esto arranque el ciudadano debe sentir que los cuerpos policiales fueron depurados, que están bien dotados y que el funcionario es bien remunerado, goza de seguridad social y es un digno representante de la familia y la sociedad. 

Última actualización el Jueves, 14 Marzo 2013 11:21